sábado, diciembre 09, 2006

Sombra eterna / Alfredo Godínez

Sombra Eterna
Si estuvieras esta noche
frente a mi, siendo tú,
sin velos que te oculten
ni pretextos que te arropen.

Te diría con exactitud de relojero
sin la prisa que corretea al conejo
del País de las Maravillas,
las noches que he pasado en vela
amándote en silencio,
los días incandescentes de los cuales
me refugiaba con recelo en tu sombra,
imaginando que nos pertenecíamos.

Pero para suerte mía,
lo único que tengo enfrente
es esta maquina donde cada noche
escribo las palabras que jamás
escucharás salir de mi boca;

aunque eso signifique
mi permanencia en las sombra
de tu cuerpo.



Por Alfredo Godínez, poeta y editor. Tiene 21 años. Estudia Linguistica en la BUAP. Además ha publicado en distintos suplementos y revistas.

9 comentarios:

indianala dijo...

Profundo poema, Alfredo, a veces las sombras acarician.
Felicidades por esta participación, con hermanos mexicanos poetas!!!

Un beso.

AMAPOLA dijo...

hola me encantó este poem un beso..te espero denuevo... blog nuevo

www.sonrisas-gratis.blogspot.com

Anónimo dijo...

Felicidades por la publicación, y el poema, ya ves que en nuestro club sólo somos sombras.
JAJAJA

Freyja dijo...

hermoso poema amigo
eas palabras que escribe cada noche y que jamas escuchara, le llegaran como susurros
la esperanza no se pierde
a veces el amor, duele
gracias amigo por tus saludos en Poesias
Benedetti logra encantar entre tactica y estrategia, hermoso poeta y poema
besitos y cuidate
una linda semana


besos y sueños

fgiucich dijo...

Cuántas veces nos imaginamos tener a esa persona enfrente nuestro y de pronto, nos damos cuenta que estamos escribiendo al compás de las teclas. Hermoso poema. Abrazos.

Anónimo dijo...

Hermoso! Tan hermoso como que le dediques espacio a los poetas privados y humildes con los que te encuentras. Poetas que "permanecen en la sombra" pero que son tan luminosos... Primera vez en tu blog y me ha gustado mucho. Saludos.

Anónimo dijo...

Extraordinario poema, muy grato al espíritu.
Las sombras, ya lo he dicho en otro lugar. Ser una sombra todavía es un aliciente, peor de aquellas animas que nisiquiera lo son.

Saludos.

Anónimo dijo...

felicidades querido!

un escrito revelador y del corazón

Anónimo dijo...

La misma idea con nuevas palabras, un significado de lo que es amar y no poder completar la acción; a veces somos cegador por el egoísmo de nuestro inquebrantable deseo de pertenencia, lo mejor es no pertenecer y dejar ir las cosas.

Un saludo a todos. Buen poema, me ha gustado mucho.