martes, febrero 06, 2007

Hoy un poema Chingòn

Mac Donald’s

Nunca te enamores de 1 kilo
de carne molida.
Nunca te enamores de la mesa puesta,
de las viandas, de los vasos
que ella besaba con boca de insistente
mandarina helada, en polvo:
instantánea.
Nunca te enamores de este
polvo enamorado, la tos
muerta de un nombre (Ana,
Claudia, Tania: no importa,
todo nombre morirá), una llama
que se ahoga. Nunca te enamores
del soneto de otro.
Nunca te enamores de las medias azules,
de las venas azules debajo de la media,
de la carne del muslo, esa
carne tan superficial.
Nunca te enamores de la cocinera.
Pero nunca te enamores, también,
tampoco,
del domingo: futbol, comida rápida,
nada en la mente sino sogas como cunas.
Nunca te enamores de la muerte,
su lujuria de doncella,
su sevicia de perro,
su tacto de comadrona.
Nunca te enamores en hoteles, en
pretérito simple, en papel
membretado, en películas porno,
en ojos fulminantes como tumbas celestes,
en hablas clandestinas, en boleros, en libros
de Denis de Rougemont.
En el speed, en el alcohol,
en la Beatriz,
en el perol:
nunca te enamores de 1 kilo de carne molida.

Nunca.

No.



Julián Herbert (Acapulco, 1971) vive en Coahuila desde 1980. Es autor de los libros de poemas El nombre de esta casa (Tierra Adentro, 1999). La resistencia (filodecaballos, 2003), Autorretrato a los 27 (Eloísa Cartonera, Buenos Aires, 2003) y Kubla Khan (Era, 2005). Ha publicado también la novela Un mundo infiel (Joaquín Mortiz, 2004) y el libro de cuentos Cocaína (manual de usuario) (Almuzara, España, 2006). Es vocalista del grupo de rock Madrastras.

10 comentarios:

Anónimo dijo...

Muy chingón como dices. Bien Eduardo que bien que ya le metiste algo al blog.

Eliud Delgado dijo...

Creo que no puedes ser más exacto, vaya que sí es un poema chingón.

Aurelio dijo...

Nunca te enamores del soneto de otro...

Nuevos poemas! Qué gusto.

Saludos

Daniel Malpica dijo...

ya publiqué el cartel en el blog

JeJo dijo...

No sé que es chingón.
Solo sé que me gustan demasiado los sonetos. Incluso los de otros.


Saludos.

Itzel dijo...

Creo que Aurelio hubiera quedado más satisfecho si el poema se llamara Burger King.

Aurelio dijo...

Creo que sí.

Pero está buenísimo, no? para todo aquellos que se han enamorado de un kilo de carne...

Conciencia Personal dijo...

Hola, Eduardo, después de prolongada ausencia es u placer regresar a tu espacio.

Coincido con Itzel, es Burger King.

Algunos problemas en mi blog al transferir a la nueva versión y perdí muchos contactos, sin emabargo, ya está funcionando.

Abrazote, Monique

Midori dijo...

está buenísisismo, de él sólo tengo el de K Klan... este no lo conocía...

Garrafal dijo...

Le faltaron los personajes de juegos de video! Ahi existen personajes los cuales sin quererlo se pueden meter en tus suenios!! Gracias por tu visita. Saludos.