domingo, julio 08, 2007

Cuando Iván se cae al río/ por´Iván Ortega López

A finales de novembre
el mundo de los buhos
estaba cabrón
yo lo visite
en un carrito de chocolate
que se llamaba
Fernando
o algo así
en fin
cuando pise la tierra
del primer elevador azul
me cayó como un rayo
en la punta de la lengua
y mi boca
se fue al piso
al pasto
yo no podía agacharme
pero intente
y caí a un río
que manaba
de una fuente
de biberones
cogí una mantita
para el camino
las papas que flotaban
las meti a mi mochila
no me ahogaba
porque el rio me llegaba a las rodillas
aunque estuviera de rodillas
resolviendo un crucigrama
mi alegria a partir de ese momento
se empezó a basar
en esa sensacion
que por si no se sabe
es similar
a la de los chicles de fresa
cuando se mascan solos
y llegan a tu boca
en ese momento
recorde sus instrucciones:
-mascas un chicle de menta
y luego fumas de tu cigarro
para ser sinceros
a mi no me gusta esa combinación
a mí la menta
solo en helados
o en esas pastillitas
que dan en los restoranes
junto con el cambio
me salí del rio a gatas
y me subí a una bicicleta
que estaba bien cerca
y pedalee
hasta un molino
que era también
un museo
deonde sólo se exhibian tortillas
con poemas pequeños
escritos en el centro
y el capitán de ese molino
(porque por si no se sabe
en noviembre
los molinos
son barcos too)
me dijo:
-a mi no me laten tanto
llevatelas si quieres
su pierna estaba hecha
de muchas piernas de pollo
con salsa
pero pegadas con resistol.

Iván Ortega López (Ciudad de México, 1990) es alumno irregular del CCH sur y poeta y pintor.

12 comentarios:

Óscar David López dijo...

Ah, los ríos.


Saludos.


Òudi-Ló

Aurelio Meza dijo...

El otro día me encontré un texto tuyo. Era sobre una pieza de elefantes que se parecía a tantas cosas que sólo quien la viera podría saber como es. ¿Recuerdas al Odradek de Kafka? A mí me recordó auqneu ligeramente al Odradek de Kafka.
Nos vemos en la semana jovenes.
Por cierto visiten Pared Carmesí ya hay nuevo cuento

Ivan Ortega-López dijo...

wow
yo
un poema mío
curioso

un saludo Eduardo y dile al señor Buendía que ya no se ande promocionando aca

Anónimo dijo...

No me gustó.

edegortari dijo...

Anónimo: gracias por tu visita y tu comentario. Más allá del mismo sería muy padre saber porqúe no te gustó. Gracias por tu comentario.

Anónimo dijo...

A mí tampoco. Le falta cohesión y tiene muchas cosas sin sentido, aún tomando en cuenta que es un viajesote.

Eliud Delgado dijo...

Es un poco como Alice in Wonderland (o más bien, Iván in Wonderland,ja); a mí sí me gusta, aunque creo que tienes que trabajar un poco más el ritmo.

Es uno de esos poemas que sólo se pueden escribir cuando uno tiene menos de 20 años.

Anónimo dijo...

Soy el de "no me gustó" con mi parecer más desarrollado:

Pues para empezar creo que no cualquier malviaje es un poema y éste es, desde mi punto de vista, un malviaje de esos que todos tenemos con un poco de yerba encima.
No entiendo la forma en que están ditribuídos los versos; el encabalgamiento es muy raro y me parece que no es constante sino mero azar de quien lo escribió.
Creo también que la poesía es algo que, si bien es divertida y "metaacadémica", debe ser considerada seria y no aceptar dentro de su categoría cualquier texto en verso e inclusive en prosa que use "la poesía" como mera excusa para decir cosas sin sentido alguno.
Para no hacerla más larga, creo que este texto es más un cuentillo a lo Lewis Caroll que un poema.
Espero eso resuelva algunas dudas.

edegortari dijo...

Muchas gracias ANónimo por tu comentario. Y también a ti, otro anónimo. Y también a ti ELiud.

Aurelio Meza dijo...

Comentarios como el de Eliud sólo se pueden hacer cuando no se ha terminado la licenciatura.

Ivan Ortega-López dijo...

gracias Aurelio

No va a pasar. dijo...

Ay pues a mi si me gustó y hasta le entendí.