jueves, abril 30, 2009

Roberto Cruz Arzábal/Tres poemas

Contraterapia

no depender del sol para atraer la brisa
no ceder al carcinoma amado, llamarlo a voces/ nombrar los bordes del dolor como se llama a la mesa al huésped distinguido/
al compañero de las noches frente al televisor con aburridos programas de revista
como esperando los felices minutos de la erección espontánea
asirse al clavo ardiendo
.......................................sentir su piel tersa
.......................................tensarse hasta la luz
hasta la incandescencia silenciosa



El luchador

En tu rostro la masa busca su identidad herrumbrosa
el rostro que dé forma a lo visible
el aullido calcinado que acompañe
la suma de los riffs que hieren la bocina
..................... /una bocina/ (-.-)
cualquiera
la que sea que se encuentre en las orillas
de los bares
las que anuncian y cantan y ensalivan
el ardor de los cuerpos en el baile
los beats repetitivos, las falsas baterías, los acordes programados

que congregue la soledad
de los baños
el húmedo calor del mingitorio
el sonido dulce de la micción que cadenciosa moja
los zapatos/ la animosa grieta que
profunda se ofrece al fondo de las olas
...............» el mar es un sol enrarecido
...............una costumbre escandalosa
...............un aliento de peces
...............una caligrafía ensayada en el subsuelo «



Luz II


El cuarto iluminado,
desde su ventanal oblicuo
donde la luz que brilla
rompe la transparencia raptada por el vidrio
y la marcha grasienta de las huellas digitales,
el cuarto blanco iluminado
—donde las sombras son ausencia de todos los espacios
recorrido por la vista de
izquierda al centro
hacia abajo
en la esquina donde los adornos permanecen olvidados
como si de retóricas vacías se tratara
a la derecha el vaho
el espacio en blanco sobre el lienzo blanco que no es más espacio puro sino materia dispuesta para los trazos de la invisible línea de Rothko
—el prestigioso blanco elaborado por la vista

Roberto Cruz Arzabal (México, 1982). Poeta y crítico literario. Licenciado en letras hispánicas por la UNAM, cursa la maestría en Letras en la misma universidad. Primer lugar del concurso de la Revista Punto de Partida, 2007. Ha publicado en revistas como Viento en Vela, Arca y Periódico de Poesía; ha sido incluido en diversas antologías. Habita, aunque no con frecuencia, "La casa del Cíclope" [www.alamoenllamas.blogspot.com]

2 comentarios:

Nayeli García dijo...

Muy buenos poemas. El primero, a mi parecer, trata un tema cotidiano pero es la forma de tratarlo la que lo vulve genial.
El segundo es el que más me gusta de estos tres, el juego de sinestesia que percibo me gusta porque actualiza una estrategia que podría parecer gastada.
El tercero logra captar la imagen de un solo color, que es a la vez todos los colores, genial.
(oye)

J. Roberto Cruz Arzabal dijo...

Gracias, Naye, por los comentarios tan efusivos. También gracias, Lalo, por el espacio en el blog.
Espero verlos pronto ,ahora que termine todo el caos VIP (virus de influenza porcina).

Saludos