sábado, junio 27, 2009

Geovani Padilla Hernández/Tres poemas

Todos, menos uno

Al que no recibe ni

un poco de amor

Todos reciben;
El buen amante recibe
la mentira de su otra mitad
y se convierte en el más feliz,
El niño malo recibe
un obsequio de navidad
y se convierte en el más feliz;
El inocente recibe
el perdón de la autoridad
y se convierte en el más feliz,
El pobre recibe
la mediocridad en la caridad
y se convierte en el más feliz;
El bailarín recibe
el aplauso de la vanidad
y se convierte en el más feliz,
El escritor recibe
un laurel por su corta calidad y larga amistad
y se convierte en el más feliz;
El que no recibe es sin duda el más feliz
porque su condición está en dar, no en recibir...

                                                                    



Locura
A Layo Oviedo

Varios cuerdos
quieren abrirle
sin analgesia
la sesera cuando
en su interior detectan
un trastorno
que cada que lo alimenta
también lo infecta
su imaginación
lo miran con resignación
extraño es encontrar
en el mundo
otro caso similar
entonces ignorantes
se apartan
con miedo al contagio
menos el ausente
quien
toma un cigarrillo
lo enciende
se lo fuma todo
pero
no sabe fumar
aprende
inmediatamente
porque
nada le impide
hacerlo
entiende la conciencia
en una reminiscencia
vuela al caminar
entre vidas cotidianas
muerde a la ternura
para no olvidarla
manosea al viento
con más cuidado
para no volver
a quebrarlo
contiene el aliento
en un frasco medio vacío
que abre cada que pierde
por distraído el camino
mira atrás
cuando quiere
mantenerse en forma
descansa un momento
para mirar al cielo
lugar donde pocos miran
pero muchos van
la ironía lo mata
con un estilete falso
como la verdad
que inunda los bolsillos
de casualidad
en estos días
la felicidad se encuentra
con centavos
de otro desgraciado
él no se preocupa
alcanza el cielo
al estirar sus dedos
es fácil cuando
la facilidad le enseña
el modo correcto
considera en desacato
a la suciedad
que lo condena
a morir solo
tanto al leproso
pero no le importa
porque sabe
que la locura
se descubre dentro
no se piensa afuera
porque es posible
que las bestias escapen
es preferible inventarse
en el espacio
para que floten
al igual que la razón
para terminar
con un final
poco sensacional
al pobre
los sesos le absorben
con un popote
por no querer estar
más en la realidad
que los condena a vivir
con el único propósito de morir



Cáncer
A nadie

Eres una personita desagradable
nadie te quiere
ni siquiera tu ángel guadián
quien la semana pasada
renunció para no cuidarte
prefieres revolcarte
a mediodía
con tu sobrina
por no perder la costumbre
quieres ser un lisiado
para pasar desapercibido
de las miradas lascerantes
cuentas con pocos amigos
sin contar con el que mantienes
prácticas homosexuales
los viernes antes de dormir
no te interesa lamer la ternura
por recibir poco más que nada
amas lo que no tienes
nunca recibes la sonrisa
cuando el amor se detiene frente a ti
cada vez que sales a la calle
tu corazón viste con lacras
pero tu suerte está por cambiar
mañana recibirás un balazo
morirás porque para ti
a los finales felices
les falta imaginación
pereceras en el estruendo
al tercer día resucitarás
siendo lo que eres
un tipo parcial
estarás sentado
a la izquierda de tu madre
porque no te viene en gana
sentarte cerca de tu padre
condenarás a la estupidez
provocarás la histeria
en un cerrar de párpados
escupirás al mediocre
lo harás por diversión
serás el dios de ti mismo
todo esto dice tu horóscopo
pero como no crees
en tonterías
sólo serás cáncer
en la sangre
que mata cuando muerde
serás la muerte de ti mismo


Resumiendo…

A la Soberbia

Geovani Padilla Hernández (Guerrero, México, 1989) Escritor ninguneado y actor frustrado. Nació antes de tiempo y eso (según los especialistas) pudo haber afectado sus facultades mentales. Dicho de otra manera (según el autor), al igual que sus amigos, él mira al mundo de una perspectiva diferente a los demás. Inició sus estudios en una institución especial, para niños lisiados, (1993-1995) donde fue premiado con doble estrella plateada en la frente por haber terminado un carrito de cartón en un tiempo récord. A su temprana edad, mostró una gran voracidad por el arte y una tremenda aberración por la estupidez. En la primaria (1995-2001) aprendió instintivamente a escribir jeroglíficos, pues sus instructores no podían descifrar lo que en ellos el autor intentaba decir. Ya en la secundaria (2001-2004) comprendió que nunca llegaría a ser popular por considerarse antisocial. Sostuvo y defendió herejías, lo que le impidió ser parte de algún grupo religioso. Aunque estuvo en dos retiros espirituales, Geovani, se retiró de éstos tras sufrir un sedentarismo abstracto. Ingresó al mundo de la informática con un curso de dos años (2001-2003). Finalmente, después de aprender lo básico y olvidar lo demás, se tituló como técnico programador analista de sistemas. Aunque haya olvidado la mitad de lo que aprendí, asegura, fue una gran aventura. Estudió durante dos años y cuatro meses (2005-2007) un curso completo de inglés en el CEPE (Centro de Enseñanza Para Extranjeros) siendo que él quería estudiar pintura, fotografía o escultura, más fue rechazado de éstas por no tener la edad suficiente. Es egresado del Colegio de Bachilleres (2004-2007) donde obtuvo un diploma por su excelente participación en el área cultural y social. Cabe destacar su intervención actoral en festivales de fama internacional como Las Jornadas Alarconianas; además de pisar importantes escenarios, entre ellos El Museo de Arte Virreinal (Taxco de Alarcón, Gro.), CADAC (Taxco de Alarcón, Gro.) y El Museo de la Bandera (Iguala, Gro.). Sus más recientes apariciones -y las únicas- : La Verdad Sospechosa (Juan Ruíz de Alarcón), Diálogos de la Clase Medium (Héctor Azar), Bodas de Sangre (Federico García Lorca) y algunas Pastorelas (¿?), han sido laureadas por decenas de espectadores. Sus estudios se vieron truncados durante dos años, consecutivamente (2007-2009), por su incapacidad social de relacionarse con personas de influencias oportunas. Hoy en día no ha publicado todavía algún libro, pues cree que "No es tiempo para hacerlo, porque me encuentro en plena acción de creación". Vive intensamente una relación estrecha al lado de amigos entrañables, libros enfermizos, letras rabiosas, música clásico y arte dañino; su vida misma. Actualmente estudia en una universidad de nombre desconocido y es corresponsal raro de la Revista Digital Blanco Pop y de El Sitio literario, Palabras Malditas; incursionándolo así a su idílica experiencia con el mundo exterior. Fuente de información: Uno mismo.

5 comentarios:

Teresa dijo...

Algunos (si, yo) somos felices leyendo. Buena propuesta devrayativa.Y hermosa coleccion de libros.

omar fabian dijo...

Voto por tus poemas. Recibe saludos desde oax.

sr. elefante dijo...

zuuuuum, el último poema está padre

Romario Arlt dijo...

Gracias a toda la banda... Es un gusto recibir sus comentarios, todo un orgasmo literario, no solo poético, entregar lo que con surrealismo realizo. Les invito un trago en uno de perdición; la dirección es ésta...
Romario Arlt (Geovani)

Anónimo dijo...

Tache.
Un ENORME tache para ti por usar las letras justo para lo que no son.